A veces, al escribir un artículo vemos que nos hemos equivocado con el nombre. Para poder cambiarlo, los usuarios registrados tienen la capacidad de trasladar el artículo, es decir, cambiarle de nombre.

Esto se hace de un modo muy sencillo: hay una pestaña en la parte superior de cada página que se llama “trasladar”; al hacer clic allí aparece un formulario para introducir el nuevo nombre y la razón del traslado. En las páginas que tenga página de discusión aparece además un casilla para trasladar también esa página de discusión.

Los traslados son registrados en una página especial, donde aparece un botón especial, revertir, para regresar al nombre anterior. Los traslados tienen algunos inconvenientes, entre ellos que no se puede trasladar a una página ya creada y para ello es necesario la ayuda de un bibliotecario.

Uno de los problemas en los traslados son las dobles redirecciones. Esto ocurre cuando se traslada dos veces una página. Pongamos un ejemplo:

Quiero trasladar “A” a “B”. Hago el traslado de la forma antes mencionada, y cada vez que escriba “A” llegaré a “B”. Sin embargo, después quiero trasladar “B” a “C” y utilizo el mismo método sin problemas. Entonces, cuando escribo “B” me lleva a “C”, pero si escribo “A” sólo me deja en “B”.

Esto ocurre por un método de seguridad: si no se parase en “B”, podría hacer una redirección tal que “A” redirija a “B” y “B” de nuevo a “A”, lo que sería un bucle. Cuando hay dobles redirecciones, tenemos una herramienta útil: Lo que enlaza aquí (en la caja de herramientas de la izquierda) nos muestra los enlaces, las redirecciones y dobles redirecciones. Para arreglarla sólo tenemos que editar la página y cambiar el enlace interno a la página con nombre definitivo.